Cómo reclamar la renta a mi inquilino – Modelo de burofax para descargar.

Publicado el

Si tu inquilino no te paga la renta, puedes reclamar mediante burofax.

Cuando comienzan los primeros retrasos en el pago de la renta, una de las opciones que tiene el propietario es reclamar al inquilino de forma amistosa, sin llegar a interponer demanda de desahucio. Esto puede hacerse fácilmente a través de un burofax.

Ahora bien, hacer esto puede tener sus ventajas y sus inconvenientes. En este artículo analizamos cómo reclamar la renta a tu inquilino mediante burofax, y os dejamos un modelo de descarga para poder utilizarlo en cualquier momento. Te lo explicamos:

1.- ¿Qué es un burofax?

Puede parecer una pregunta muy simple, pero mucha gente desconoce qué implica realmente enviar un burofax.

Un burofax es un servicio a través del cual se permite realizar envíos rápidos de documentos que puedan requerir de prueba frente a terceros, es decir, el burofax es una comunicación con valor probatorio. El contenido del documento que se envía mediante burofax queda acreditado, al igual que su emisor, su destinatario y la fecha y hora del envío.

El burofax es útil porque sirve a efectos de comunicación fehaciente, y además puede realizarse con acuse de recibo para saber quién lo recibe en qué momento exacto lo hace.

2.- Vía extrajudicial. Requerimiento mediante burofax.

Como hemos dicho antes, una primera opción que tenemos antes de empezar los trámites judiciales es reclamar a nuestro inquilino por la vía amistosa, es decir, la vía extrajudicial.

En fase extrajudicial podemos realizar una notificación fehaciente al inquilino en la que le requiramos de pago, indicándole que si en un plazo de 3o días no abona lo que debe procederemos a ejercitar las acciones judiciales que a nuestro derecho convengan.

Lo más sencillo y económico para hacer una reclamación extrajudicial es remitir un BUROFAX al inquilino en el que hagamos constar expresamente que le requerimos de pago por la cantidad debida.

El contenido del burofax debe ser claro y conciso. En el mismo hemos de expresar los datos de ambas partes, la relación contractual que os une y la cantidad exacta que se adeuda por los conceptos que sean, esto es, rentas u otros conceptos debidos tales como facturas de suministros, tasa de basuras, etc., dependiendo de lo que se haya pasado con el inquilino.

teclado

3.- Ventajas e inconvenientes de reclamar mediante burofax.

Enviar un burofax al inquilino es una buena opción para reclamar la renta de manera fehaciente y económica, ya que su coste aproximado suele estar en los 16€.

No obstante, hacer esto tiene sus pros y sus contras, y hay que tener en cuenta todas las circunstancias.

Como punto favorable está el hecho de que al haber requerido de pago al inquilino mediante burofax, si no nos paga y hay que interponer la demanda de desahucio por impago de rentas, ya no tendrá la facultad de enervar el desahucio, es decir, de pagar dentro del procedimiento judicial y continuar en el inmueble.

La enervación es algo que solamente podrá realizar una vez, y si ya le hemos dado dicha opción de pago en el burofax, no podrá aprovecharse de ello posteriormente.

Esto es favorable puesto que el desahucio se tramitará directamente sin que pueda oponerse pagando una vez haya sido notificado por el juzgado.

Ahora bien, como punto menos favorable, si le concedemos al inquilino en la reclamación extrajudicial el plazo de 30 días que marca la ley para que nos pague, estaremos dándole tiempo para maniobrar, buscar un abogado y poder defenderse con más antelación de la que tendría en el procedimiento judicial ya que, una vez notificada la demanda, el Juzgado le concederá solamente 10 días para oponerse con abogado y procurador, lo cual es un plazo de tiempo más reducido.

Por lo tanto, cuando los pagos son reiterados y es evidente que no va a pagar de ninguna manera, lo más recomendable es interponer directamente la demanda de desahucio.

4.- Modelo de burofax para descargar.

Aquí te dejamos un modelo de burofax para que lo utilices de manera gratuita y puedas reclamar las rentas debidas a tu inquilino.

"MODELO DE BUROFAX DE RECLAMACIÓN DE RENTA"

5.- Preguntas frecuentes.

 ¿Cómo puedo reclamar la renta a mi inquilino de manera amistosa?

Para reclamar la renta a tu inquilino sin necesidad de interponer demanda, puedes enviar un burofax exigiendo el pago de las cantidades que se te deban.

 ¿Cómo se envía un burofax?

En el servicio de Correos podremos enviar un burofax, tanto de manera presencial como telemáticamente a través de la página web: www.correos.es

 ¿Qué ventajas tiene enviar un burofax a mi inquilino?

El burofax permite dejar constancia de lo que se indica en el documento, así como de la persona que lo envía, la que lo recibe, y la fecha y hora de la recepción. Es una comunicación válida a efectos de requerimiento de pago fehaciente.

 ¿Qué debo indicar en el burofax a mi inquilino?

El burofax debe ser claro y conciso, expresando los datos identificativos de ambas partes, la relación contractual que os une y los importes exactos que se deben.

 ¿Si envío burofax a mi inquilino, luego podrá enervar el desahucio?

Si en el burofax concedes el plazo de 30 días que marca la ley para que el inquilino pague, entonces luego no podrá enervar el desahucio en caso de que haya que ir a un procedimiento judicial.

 ¿Es necesario contar con abogado y procurador para llevar a cabo el procedimiento de desahucio por impago de rentas?

Efectivamente, el procedimiento de desahucio en cualquiera de sus modalidades exige la intervención de abogado y procurador. Si estás pensando en iniciar un procedimiento de desahucio, en DESAHUCIADOR.com tendrás asesoramiento inicial por parte de abogados expertos en desahucios que sabrán cómo ayudarte a resolver tus problemas con los inquilinos.

→ CONSULTA GRATUITA CON UN ABOGADO ESPECIALISTA

En DESAHUCIADOR.com te brindamos la posibilidad de consultar con un abogado especializado en desahucios de manera totalmente gratuita.

Déjanos tu consulta rellenando el formulario y te responderemos en un plazo máximo de 48 horas*.

⇨ TU NOMBRE*

⇨ PRIMER APELLIDO*

⇨ SEGUNDO APELLIDO*

⇨ TU CORREO ELECTRÓNICO*

⇨ TU TELÉFONO*

⇨ TU CONSULTA*

*El plazo de 48 horas fijado para dar respuesta a la consulta se entenderá en días laborables, no contando fines de semana ni festivos.