Han ocupado mi plaza de garaje ¿Qué puedo hacer?

Publicado el

Si han ocupado tu plaza de garaje o la tienes arrendada y no te pagan la renta, puedes proceder al desahucio.

Aunque pueda parecerte una situación extraña, esto ocurre más a menudo de lo que cabría esperar. Puede que un día lleguemos a nuestra plaza de garaje y otra persona la haya ocupado indebidamente y sin ningún permiso.

También puede suceder que tengamos la plaza de garaje alquilada y nuestro inquilino deje de pagar la renta, con el consiguiente perjuicio que eso supone.

En este artículo analizamos ambas situaciones, tanto si ocupan tu plaza de garaje como si la tienes alquilada y no te abonan la renta pactada. Te lo explicamos:

1.- Vía penal: delito de usurpación.

Llegar a tu plaza de garaje y ver que hay otro vehículo en ella nunca es plato de buen gusto. Lo primero que seguramente nos venga a la cabeza sea llamar a la grúa para que lo retire, pero hay que saber que esto no es una opción posible ya que el servicio de grúa no puede proceder a retirar el vehículo sin una resolución que se lo indique previamente.

Si te ha ocurrido algo así, más allá de las ganas que te pudieran entrar de tomarte la justicia por tu cuenta y ensañarte con el vehículo en cuestión (aspecto este que es del todo punto desaconsejable por los problemas que puede causarte posteriormente), lo que debes saber es que tienes dos vías legales de actuación frente a quien esté haciendo un uso ilegítimo de tu propiedad.

Por una parte, podemos acudir a la vía penal para que se persiga dicha actividad ilícita como delito de usurpación, tipificado en el artículo 245.2 del Código Penal:

“El que ocupare, sin autorización debida, un inmueble, vivienda o edificio ajenos que no constituyan morada, o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular, será castigado con la pena de multa de tres a seis meses“.

Este artículo recoge lo que comúnmente conocemos como okupación ilegal, y a pesar de que el precepto no especifica a qué tipo de inmuebles se refiere, la jurisprudencia ha ido matizando este concepto y ha permitido incluir las plazas de garaje dentro de la categoría de usurpación.

Así, si una persona ocupa tu plaza de garaje de manera ilegítima, podrás interponer la denuncia correspondiente para que sea condenado por ello, siendo la pena a aplicar de tres a seis meses de multa.

No obstante, la vía penal, más allá de servir para que el usurpador sea condenado, no es quizá la más aconsejable para recuperar cuanto antes tu plaza de garaje.

2.- Vía civil: desahucio por ocupación de plaza de garaje.

Como decimos, una primera opción que tenemos para recuperar nuestra plaza de garaje es acudir a la vía penal. Ahora bien, esta vía suele ser mucho más lenta y tortuosa que la vía civil, por lo que será esta segunda opción la más conveniente.

La vía civil resulta más adecuada porque nos permite plantear una demanda de desahucio y obtener una sentencia que obligue a desalojar la plaza de garaje indebidamente ocupada, siendo título ejecutivo en caso de que no se quiera realizar voluntariamente.

El procedimiento de desahucio se tramita por la vía del juicio verbal y, tras interponer la demanda, si la persona que está ocupando la plaza indebidamente con su vehículo no alega en el plazo de 10 días justo título para ocuparla, se dictará resolución obligando de inmediato a su desalojo, fijando fecha para el lanzamiento en caso de que no quiera cumplirse voluntariamente con lo establecido en la resolución.

3.- Alquiler de la plaza de garaje: desahucio por impago de renta.

Otra situación ante la que podemos encontrarnos es que hayamos alquilado la plaza de garaje a otra persona y nos deje de pagar la renta.

En este caso, lo primero y más aconsejable es mandar un burofax requiriendo de pago al inquilino, ya que como la cuantía que nos deberá no es tan elevada como en un arrendamiento de vivienda, puede resultar factible que pague al primer requerimiento.

No obstante, cuando los pagos son reiterados y es evidente que no va a pagar de ninguna manera, no queda más remedio que interponer demanda de desahucio.

En tal caso, si el demandado no presenta oposición a la demanda en el plazo de 10 días desde que sea notificado de la misma, se procederá a dictar resolución exigiendo el desalojo inmediato de la plaza de garaje y fijándose fecha para el lanzamiento en caso de que no acceda a retirar el vehículo voluntariamente.

4.- Problemas habituales: retirar el vehículo.

Por desgracia no todo es tan fácil como parece. Si bien es cierto que ganar el procedimiento es relativamente sencillo, conseguir que se retire el vehículo a veces no lo es tanto.

Puede que el propietario del vehículo no quiera retirarlo de manera voluntaria o incluso que haya dejado el vehículo abandonado en tu plaza, por lo que en ese caso habrá que contratar un servicio de grúa que se haga cargo de la retirada y lleve el coche al depósito.

A veces encontramos problemas porque los seguros no se quieren hacer cargo de la retirada de los vehículos en estos casos, no solo por el difícil acceso a los garajes, sino porque muchas veces prefieren no hacer dicho servicio por los costes que les puede suponer.

Tampoco suelen ser muy proclives a hacer tal servicio las grúas privadas, ya que no quieren responsabilizarse de los daños que pueda sufrir el vehículo al sacarlo del garaje.

Una solución que puede encontrarse en la práctica, para aquellos casos en los que se abandona el vehículo por el propietario, es solicitar al Juzgado que se declare dicho vehículo como un bien abandonado y pase a ser de propiedad del dueño de la plaza de garaje. Una vez que esto suceda, podríamos retirar el vehículo nosotros mismos.

Por último, en caso de que tengamos localizado al dueño y hayamos tramitado el procedimiento por vía penal, también podríamos proceder a denunciarle por un delito de desobediencia.

Como puede verse, son varias las opciones que existen para conseguir recuperar la plaza de garaje, pero sin duda lo más aconsejable es contar con un abogado especializado desde el primer momento.

5.- Preguntas frecuentes.

 ¿Qué vías tengo para recuperar mi plaza de garaje?

Puedes reclamar tanto por vía penal como por vía civil. No obstante, es más recomendable hacerlo por vía civil ya que es más rápida y efectiva para este objetivo.

 ¿Qué pasará si inicio la vía penal?

Al interponer denuncia se abrirá un procedimiento de delito leve por usurpación de bien inmueble y se dictará sentencia que podrá contener una condena de tres a seis meses de multa.

 ¿Qué pasará si inicio la vía civil?

Al interponer demanda de desahucio, se otorgará un plazo de 10 días al dueño del vehículo para que alegue justo título para ocupar la plaza, y en caso de que no lo haga se dictará resolución obligándole al desalojo.

 ¿Qué pasa si mi inquilino no me paga la renta de la plaza de garaje?

En tal caso, recomendamos reclamarle mediante burofax y si no realiza el pago proceder a interponer demanda de desahucio.

 ¿Quién retirará el vehículo en caso de que no lo haga el dueño?

Si el dueño del vehículo no quiere retirarlo voluntariamente, entonces habrá que contratar un servicio de grúa que lo haga. No obstante, a veces se dan problemas y cuesta que presten ese servicio.

 ¿Es necesario contar con abogado y procurador para llevar a cabo el procedimiento de desahucio?

Efectivamente, el procedimiento de desahucio en cualquiera de sus modalidades exige la intervención de abogado y procurador. Si estás pensando en iniciar un procedimiento de desahucio, en DESAHUCIADOR.com tendrás asesoramiento inicial por parte de abogados expertos en desahucios que sabrán cómo ayudarte a resolver tus problemas.

→ CONSULTA GRATUITA CON UN ABOGADO ESPECIALISTA

En DESAHUCIADOR.com te brindamos la posibilidad de consultar con un abogado especializado en desahucios de manera totalmente gratuita.

Déjanos tu consulta rellenando el formulario y te responderemos en un plazo máximo de 48 horas*.

⇨ TU NOMBRE*

⇨ PRIMER APELLIDO*

⇨ SEGUNDO APELLIDO*

⇨ TU CORREO ELECTRÓNICO*

⇨ TU TELÉFONO*

⇨ TU CONSULTA*

*El plazo de 48 horas fijado para dar respuesta a la consulta se entenderá en días laborables, no contando fines de semana ni festivos.